El ajo es bien conocido como un remedio natural de la salud que ha sido utilizado para el tratamiento de diversas condiciones de salud. Es extremadamente fácil de conseguir en la mayoría de los países y puede ser consumida fresca o cocinada.  Se incluye más fácilmente en la comida o se puede comer por sí solo. Usted no tiene que limitarse a consumir ajo fresco, Tambien  Ajo en polvo o escamas secadas del ajo son tan eficaces y muy fácil de mantener en el armario para el uso diario. Se recomienda que los adultos consuman no más de un diente dos o tres veces al día y que los niños una cuarta parte y la mitad de un diente , una o dos veces al día. 

Como podrán ver en la siguiente lista, además de ser una adición deliciosa a casi todos los platos cocinados, el ajo tiene algunas capacidades increíbles para ayudar en nuestra vida cotidiana. Cuando se utiliza con fines medicinales, el ajo puede ayudar a tratar una amplia variedad de enfermedades, así como hacer su  cena con un gusto  increíble. Si estás interesado en descubrir cómo el ajo se puede utilizar para ayudar a su salud, sentarse y leer nuestra 10 increíbles beneficios para la salud de ajo!

Read more… …

RESOULCAN™ Cell HelperResoluCan ™ Ahora disponible en envío automático! Este producto es lo último en nutrición.

Combina los ingredientes de Vita-Stim y JDI Multi con ingredientes adicionales para mantener las células sanas.

Este es un producto sorprendente que cada uno debe tomar y los beneficios pueden ser enormes. Sin embargo, debido al hecho de que tenemos que ser cuidadosos con lo que decimos que este producto puede hacer, yo no soy capaz de decir mucho aquí.

Así que lo animo a ir a el sitio web JDI y leer acerca de este producto, le puede cambiar la vida.  Si usted no es miembro todavía, entonces ir a JDIMLM.com  y haga clic en ResoluCan ™ para obtener más información.

 

 

Proteinas para Veganos

Proteínas para vegetarianosUno de los nutrientes que se pueden descuidar más fácilmente al seguir una dieta vegana son las proteínas. Es conveniente tener esto en cuenta a la hora de elaborar una dieta vegana que incluya la cantidad diaria recomendada de proteínas.

A continuación puedes ver algunos alimentos vegetales que contienen una alta cantidad de proteína y que se pueden incorporar en una dieta vegana para evitar la carencia de proteínas.

Soja

Proteínas de la soja para veganos

Las proteínas de la soja se utilizan debido a sus propiedades funcionales en una gran variedad de productos como aliños, sopas, compidas vegetarianas e imitaciones de carne. Las propiedades funcionales de la soja son el actuar como emulsificante y texturizante. Recientemente, la popularidad de la proteína de la soja se ha incrementado, principalmente debido a sus beneficios para la salud. Se ha probado que la proteína de la soja puede ayudar a prevenir problemas cardíacos.

100 gramos de soja contienen 34,74 gramos de proteínas.

Semillas de calabaza

Proteínas de las semillas de calabaza para veganos

Las semillas de calabaza son un estupendo alimento para picar o para añadir a ensaladas y sopas. Además de conseguirlas en las tiendas, puedes obtenerlas tú directamente de las calabazas. Las semillas y los frutos secos, pueden ser altos en calorías y grasas así que debes ser consciente de ello cuando sirvas las raciones.

En 100 gramos de semillas de calabaza 30 gramos son proteínas.

Leche de soja

Proteínas de la leche de soja para veganos

 

Mientras que toda la soja, incluidos los brotes y semillas de soja, son excelentes fuentes de proteínas para veganos, la leche de soja es más versatil y una excelente fuente de proteínas para tener a mano. Además, algunas marcas están fortificadas con calcio. También la hay con sabor a chocolate y vainilla, este último es especialmente recomendable para los cereales y el café y un buen sustituto de los clásicos batidos de leche.

La leche de soja tiene 50 gramos de proteína por cada litro.

Mantequilla de cacahuete

Proteínas de la mantequilla de cacahuete para veganos

Si te gustan las tostadas con mantequilla pero quieres seguir una dieta vegana, la mantequilla de cacahuete puede ser un buen sustituto. También puedes tomarla con galletas, de la misma forma que usarías la mantequilla.

La mantequilla de cacahuete contiene 25 gramos de proteína por cada 100 gramos.

Lentejas

Proteínas de las lentejas

Las lentejas son una buena fuente de proteínas aunque no son proteínas completas ya que carecen de metionina. La carencia de este aminoácido puede suplirse añadiéndole arroz, alimento rico en metionina, obteniendo así una comida con un alto valor nutritivo. Las lentejas son bajas en lípidos y contienen un buen aporte de fibra, además de vitaminas B1, B3 y B6.

La cantidad de proteínas que contienen las lentejas, es de 23 gramos por cada 100.

Seitán

Proteínas del seitan

El seitán, es un alimento estupendo para veganos debido a su textura, sabor y alto valor proteico. Al contrario que el tofu, el seitán es un sustituto de la carne que imita la textura del pollo, haciéndolo ideal para bocadillos, sopas o cualquier comida en la que tradicionalmente se usaría la carne. El seitán está hecho de gluten de trigo.

En 100 gramos de seitan puedes encontrar 24 gramos de proteínas.

Quinoa

Proteínas de la quinoa

Este grano no es solo rico en proteína sino que también es bajo en colesterol y una buena fuente de fibra. Consumir quinoa a menudo es una buena idea no solo para veganos, sino también para cualquier que busque consumir proteínas saludables. Además, algunas variedades de quinoa solo tardan 20 minutos en cocinarse. Sabrás que debes parar la cocción cuando la quinoa se vuelva ligeramente traslúcida. También puedes hacer ensaladas con quinoa, o usar quinoa en lugar de arroz.

La quinoa contiene 20 gramos de proteína por cada 100 gramos.

Garbanzos

Proteínas de los garbanzos

Los garbanzos son una legumbre muy habitual de la cocina mediterránea. Se pueden comer cocidos, tostados, fritos e incluso en forma de harina y además de proporcionar proteínas, también son una buena fuente de fibra y calorías. Aunque son altos en calorías, los garbanzos no tienen colesterol ya que los lípidos que contienen son insaturados.

La cantidad de proteínas que contienen los garbanzos, es de 20 gramos por cada 100.

Almendras

Proteínas de las almendras

Las grasas monoinsaturadas que contienen las almendras se ha demostrado que reducen las enfermedades del corazón. Además de comerlas como aperitivo, puedes probar a añadirlas a las ensaladas ya que darán un toque original a las mismas, además de una dosis adicional de proteínas.

Las almendras contienen 18 gramos de proteína por cada 100 gramos.

Read more… …

Las proteínas están compuestas de aminoácidosLos aminoácidos son las unidades químicas o “bloques de construcción” del cuerpo que forman las proteínas. Las sustancias proteicas construidas gracias a estos 20 aminoácidos forman los músculos, tendones, órganos, glándulas, las uñas y el pelo.

Existen dos tipos principales de aminoácidos que están agrupados según su procedencia y características. Estos grupos son aminoácidos esenciales y aminoácidos no esenciales.

Los aminoácidos que se obtienen de los alimentos se llaman “Aminoácidos esenciales”.

Los aminoácidos que puede fabricar nuestro organismo a partir de otras fuentes, se llaman “Aminoácidos no esenciales”.

El crecimiento, la reparación y el mantenimiento de todas las células dependen de ellos. Después del agua, las proteínas constituyen la mayor parte del peso de nuestro cuerpo.

A continuación puedes ver una lista detallada con las características y propiedades de cada aminoácido.

Aminoácidos esenciales

Se llaman aminoácidos esenciales aquellos que no pueden ser sintetizados en el organismo y para obtenerlos es necesario tomar alimentos ricos en proteínas que los contengan. Nuestro organismo, descompone las proteínas para obtener los aminoácidos esenciales y formar así nuevas proteínas.

Histidina

Este aminoácido se encuentra abundantemente en la hemoglobina y se utiliza en el tratamiento de la artritis reumatoide, alergias, úlceras y anemia. Es esencial para el crecimiento y la reparación de los tejidos. La Histidina, también es importante para el mantenimiento de las vainas de mielina que protegen las células nerviosas, es necesario para la producción tanto de glóbulos rojos y blancos en la sangre, protege al organismo de los daños por radiación, reduce la presión arterial, ayuda en la eliminación de metales pesados del cuerpo y ayuda a la excitación sexual.

Isoleucina

La Isoleucina es necesaria para la formación de hemoglobina, estabiliza y regula el azúcar en la sangre y los niveles de energía. Este aminoácido es valioso para los deportistas porque ayuda a la curación y la reparación del tejido muscular, piel y huesos. La cantidad de este aminoácido se ha visto que es insuficiente en personas que sufren de ciertos trastornos mentales y físicos.

Leucina

La leucina interactúa con los aminoácidos isoleucina y valina para promover la cicatrización del tejido muscular, la piel y los huesos y se recomienda para quienes se recuperan de la cirugía. Este aminoácido reduce los niveles de azúcar en la sangre y ayuda a aumentar la producción de la hormona del crecimiento.

Lisina

La lisina es un aminoacido esencial

Funciones de este aminoácido son garantizar la absorción adecuada de calcio y mantiene un equilibrio adecuado de nitrógeno en los adultos. Además, la lisina ayuda a formar colágeno que constituye el cartílago y tejido conectivo. La Lisina también ayuda a la producción de anticuerpos que tienen la capacidad para luchar contra el herpes labial y los brotes de herpes y reduce los niveles elevados de triglicéridos en suero.

Metionina

La Metionina es un antioxidante de gran alcance y una buena fuente de azufre, lo que evita trastornos del cabello, piel y uñas, ayuda a la descomposición de las grasas, ayudando así a prevenir la acumulación de grasa en el hígado y las arterias, que pueden obstruir el flujo sanguíneo a el cerebro, el corazón y los riñones, ayuda a desintoxicar los agentes nocivos como el plomo y otros metales pesados, ayuda a disminuir la debilidad muscular, previene el cabello quebradizo, protege contra los efectos de las radiaciones, es beneficioso para las mujeres que toman anticonceptivos orales, ya que promueve la excreción de los estrógenos, reduce el nivel de histamina en el cuerpo que puede causar que el cerebro transmita mensajes equivocados, por lo que es útil a las personas que sufren de esquizofrenia.

Fenilalanina

Aminoácidos utilizados por el cerebro para producir la noradrenalina, una sustancia química que transmite señales entre las células nerviosas en el cerebro, promueve el estado de alerta y la vitalidad. La Fenilalanina eleva el estado de ánimo, disminuye el dolor, ayuda a la memoria y el aprendizaje, que se utiliza para tratar la artritis, depresión, calambres menstruales, las jaquecas, la obesidad, la enfermedad de Parkinson y la esquizofrenia.

Treonina

La treonina es un aminoácido cuyas funciones son ayudar a mantener la cantidad adecuada de proteínas en el cuerpo, es importante para la formación de colágeno, elastina y esmalte de los dientes y ayuda a la función lipotrópica del hígado cuando se combina con ácido aspártico y la metionina, previene la acumulación de grasa en el hígado, su metabolismo y ayuda a su asimilación.

Triptofano

Este aminoácido es un relajante natural, ayuda a aliviar el insomnio induciendo el sueño normal, reduce la ansiedad y la depresión y estabiliza el estado de ánimo, ayuda en el tratamiento de la migraña, ayuda a que el sistema inmunológico funcione correctamente. El Triptofano ayuda en el control de peso mediante la reducción de apetito, aumenta la liberación de hormonas de crecimiento y ayuda a controlar la hiperactividad en los niños.

Valina

La Valina es necesaria para el metabolismo muscular y la coordinación, la reparación de tejidos, y para el mantenimiento del equilibrio adecuado de nitrógeno en el cuerpo, que se utiliza como fuente de energía por el tejido muscular. Este aminoácido es útil en el tratamiento de enfermedades del hígado y la vesícula biliar, promueve el vigor mental y las emociones tranquilas.

Alanina

Desempeña un papel importante en la transferencia de nitrógeno de los tejidos periféricos hacia el hígado, ayuda en el metabolismo de la glucosa, un carbohidrato simple que el cuerpo utiliza como energía, protege contra la acumulación de sustancias tóxicas que se liberan en las células musculares cuando la proteína muscular descompone rápidamente para satisfacer las necesidades de energía, como lo que sucede con el ejercicio aeróbico, fortalece el sistema inmunológico mediante la producción de anticuerpos.

Read more… …

¿Se han dado cuenta que el hombre es el único animal que sigue tomando leche después del “destete”? ¿No le parece ilógico, contraproducente o antinatural?

La leche animal y sus derivados se encuentran actualmente entre los alimentos de mayor consumo del mundo. Aunque no siempre fue así: ¿no se ha preguntado nunca por qué existen culturas que desayunan carnes, huevos o cualquier otra cosa menos leche? De común se habla inmensamente de sus propiedades nutritivas y lo imprescindibles que son para crecer sanos y fuertes. Pero, ¿es eso verdad o una vez más hemos sido engañados, siendo que estos productos no son precisamente salubres?

Si nos paramos a pensar, aunque sea brevemente – y aunque hoy día no esté en boga – llegaremos a una serie de interesantísimas conclusiones.  Por ejemplo:
La leche que produce cada especie mamífera es única y está desarrollada específicamente para su especie en sí y no para otra, debido a que cada animal tiene su propia estructura biofísica y sobretodo metabólica. Los nutrientes que la leche de cada especie productora puede contener han sido creados de una manera específica porque es lo que necesita su cría para desarrollarse. Obviamente la composición de cada tipo de leche varía en función del animal, de la raza, del alimento que haya recibido, de su edad, del periodo de lactancia, de la época del año y del sistema de ordeño, entre otras variables. Explicado de forma sencilla, y para que se haga una idea, tenga en cuenta lo siguiente: Una vaca posee 4 estómagos, ¿Cuántos posee usted? La edad de madurez de una vaca se alcanza a los 2 años y no siguen tomando leche. En los humanos se baraja que entre los 2 y los 7. ¿Por qué nosotros seguimos con la ingesta láctea? Por un factor netamente cultural. Dicho de otro modo, porque nos lo dicen.

La mayoría de personas cree que tomar leche es nutritivo, de hecho los nutricionistas occidentales – que no otros, añado – la recomiendan para mantener la salud, sobre todo la de los huesos.
Millones de norteamericanos prácticamente la toman en lugar de agua. Sin embargo es precisamente en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial de leche, donde más incidencia de osteoporosis hay entre su población.
El principal componente de la leche es el agua. Su presunto interés nutritivo radica en que además contiene grasas (ácidos grasos saturados y colesterol), proteínas (caseína, lactoalbúminas y lactoglobulinas), glúcidos (lactosa, fundamentalmente), vitaminas (cantidades moderadas de A, D y del grupo B) y minerales (fósforo, calcio, zinc y magnesio).
Según los resultados del Proyecto Cornell Oxford-China de Nutrición, Salud y Medio Ambiente quedó demostrado – entre otras cosas – que la leche animal desmineraliza a los adultos. Comprobó que las mujeres que no tomaban leche por tomar arroz y vegetales, no padecían osteoporosis. Sin embargo, si introducían la leche en su dieta sus niveles de calcio bajaban y aumentaba la incidencia de esa patología. Insisto: ¿Se ha preguntado alguna vez porque existen culturas en las que se desayunan carnes y vegetales?
El trabajo del doctor William Ellis, ex presidente de la Academia Americana de Osteopatía Aplicada, estableció que las personas que toman de 3 a 5 vasos de leche diarios presentan los niveles más bajos de calcio en sangre. Agregando que tomar mucha leche implica ingerir grandes cantidades de proteínas lácteas y éstas producen un exceso de acidez que el organismo intenta compensar mediante la liberación de minerales alcalinos como lo es el Calcio.
Por otro lado, hay que hablar del principal componente de la leche: La caseína. Los valores de caseína encontrados en la leche – esta de vaca – son aproximadamente el doble que la leche materna. Pues bien, se sabe que el niño lactante asimila completamente las caseínas de la leche materna… pero no las de la leche de vaca. Tales proteínas sólo se digieren parcialmente por el efecto neutralizador de la leche sobre la acidez gástrica, indispensable para su ruptura. Esto provoca una solución saturada en la que la totalidad de la caseína no ha sido digerida. Siendo que la caseína se adhiere a los folículos linfáticos del intestino impidiendo la absorción de otros nutrientes (de hecho la caseína se utiliza como pegamento para papel o madera).

Read more… …