Archive for February 3rd, 2014

La enfermedad de Parkinson afecta a millones de personas en todo el mundo. Aunque los síntomas se pueden tratar, no existe una cura conocida. Los científicos están investigando cómo la medicina regenerativa y la ciencia de células madre podrían ser utilizadas para tratar o prevenir esta terrible enfermedad.

Las personas que padecen la enfermedad de Parkinson no disponen de la dopamina suficiente en su cerebro. La dopamina es un producto químico neurotransmisor que permite que los mensajes y órdenes sean enviados a las diferentes partes del cerebro que controlan el movimiento. La enfermedad de Parkinson afecta a las células nerviosas productoras de dopamina en una parte del cerebro llamada sustancia negra. La enfermedad de Parkinson también está vinculada a la formación de agregados de una proteína llamada alfa-sinucleína en el cerebro. Estos grupos de proteínas anormales se denominan cuerpos de Lewy.

A medida que las células nerviosas productoras de dopamina mueren, los pacientes de Parkinson desarrollan temblores y rigidez, y sus movimientos se hacen más lentos. También pueden perder su sentido del olfato o sufrir trastornos del sueño, depresión, estreñimiento y en algunas ocasiones puede aparecer la demencia en etapas posteriores de la enfermedad.

Los científicos todavía están desconcertados por lo que causa el Parkinson. En alrededor de 1 en 10 de los casos, la enfermedad es causada por un problema genético heredado que afecta la producción de la proteína alfa-sinucleína. Esto significa que en nada menos que el 90 por ciento de los casos restante no está claro por qué aparece la enfermedad. Afecta principalmente a personas mayores de 40, pero puede aparecer en personas más jóvenes. Los hombres tienen más riesgo de sufrirla que las mujeres y algunas investigaciones han establecido un vínculo con los pesticidas, mientras que el tabaquismo y el consumo de café parecen reducir el riesgo de contraer la enfermedad, aunque aún se desconocen los motivos.

¿QUÉ ES?

La enfermedad de Parkinson consiste en un desorden crónico y degenerativo de una de las partes del cerebro que controla el sistema motor y se manifiesta con una pérdida progresiva de la capacidad de coordinar los movimientos. Se produce cuando las células nerviosas de la sustancia negra del mesencéfalo, área cerebral que controla el movimiento, mueren o sufren algún deterioro.

Presenta varias características particulares: temblor de reposo, lentitud en la iniciación de movimientos y rigidez muscular. La enfermedad de Parkinson afecta aproximadamente al 1 por ciento de la población mayor de 65 años y al 0,4 por ciento de la población mayor de 40 años.

CAUSAS

De momento se desconoce el origen de la enfermedad, exceptuando los casos inducidos por traumatismos, drogodependencias y medicamentos, y algunas formas hereditarias en ciertos grupos familiares. Existen numerosas teorías que intentan explicar el deterioro neurológico que produce esta patología. Se cree que algunos pesticidas y toxinas, junto a cierta predisposición genética, podrían ser los desencadenantes de la enfermedad. También se estudia la posibilidad de que el origen se encuentre en los radicales libres, moléculas que desencadenan un proceso de oxidación que daña los tejidos y las neuronas. El genético es otro de los factores barajados como causantes de esta patología. Existen algunas formas de Parkinson hereditarias en algunos grupos de familias, por lo que la investigación genética puede ayudar a comprender el desarrollo y funcionamiento de la enfermedad.

En la enfermedad de Parkinson se produce una degeneración en las células de los ganglios basales que ocasiona una pérdida o una interferencia en la acción de la dopamina y menos conexiones con otras células nerviosas y músculos. La causa de la degeneración de células nerviosas y de la pérdida de dopamina habitualmente no se conoce. El factor genético no parece desempeñar un papel importante, aunque la enfermedad a veces tienda a afectar a familias.

Read more… …